Ciberataques: Una nueva forma de Expresión

En los últimos años, el crecimiento de las nuevas tecnologías, y de la conectividad mediante dispositivos electrónicos (móviles, tablets, etc…) ha realizado un cambio importante en la vida de las personas, quienes poco a poco dependen más de estas tecnologías.

La gran protagonista de la era digital que vivimos es la red de redes, que se ha convertido en un elemento necesario y siempre presente, tanto en los hogares como en todas las empresas. A través de las comunicaciones digitales se mueven cantidades ingentes de información (comunicados, blogs sociales, publicidad).

Todos estos servicios accesibles mediante la red de redes, a menudo no se encuentran asegurados de forma correcta, o están afectados por fallos de diseño, debido a que el tema de la seguridad suele tratarse como algo secundario.

En nuestros días ha surgido una nueva forma de expresarse, que consiste en buscar fallos en los servicios (portales web, por ejemplo) publicados en Internet, y explotarlos una vez encontrados.

Esta forma de actuar, llevada a cabo por personas con determinados conocimientos informáticos, se ha puesto de moda, creándose grupos organizados con propósitos comunes. Los propósitos pueden ir, desde robar las credenciales del correo de una persona, o su clave de acceso a una red social, a robar datos bancarios de gran importancia. Fundamentalmente, los propósitos más típicos están relacionados con el robo de información, y con Denegaciones de Servicio.

Esta situación ha generado un pánico generalizado en la sociedad, quien empieza a ver a través de los medios que los sistemas que utiliza en su vida cotidiana no son tan seguros como pensaba. El resultado es la desconfianza en Internet y en sus tecnologías, aunque a estas alturas, se depende demasiado de estas tecnologías como para prescindir de ellas.

La mejor forma de no sentirse vulnerable frente a estos ataques es apostar por la seguridad.

En el ámbito del hogar, las mejores armas para prevenir los ataques informáticos son:

  • Tener instalado un antivirus actual y mantenerlo actualizado
  • Instalar las últimas actualizaciones de los programas y del Sistema Operativo utilizado
  • Tener instalado un Firewall de host que nos informe de las conexiones no autorizadas que se intenten realizar.
  • Mantener una actitud preventiva frente a mensajes o correos de desconocidos o con apariencia sospechosa

En cuanto al ámbito empresarial, las medidas citadas son igualmente válidas, siendo necesario además, implementar otras medidas adicionales, como pueden ser:

  • Implantación de redes seguras, mediante sistemas perimetrales de protección
  • Revisión y actualización de dichos sistemas
  • Realización de Auditorías de Seguridad e Intrusión
  • Realización de Auditorías de código para verificar que las aplicaciones son seguras

Como se puede observar, todas las medidas implantar pueden conllevar un sote económico importante, y sin embargo ser víctima de un ataque puede conllevar gastos aún mayores.

En conclusión, nuestra mejor arma es la concienciación. Debemos tener bien claro lo que puede ocurrir, qué forma de comportamiento debemos adoptar para minimizar las posibilidades de que los ataques tengan éxito, y qué medidas podemos implantar para aumentar la protección frente a amenazas externas.

Áudea Seguridad de la Información S.L.

José Francisco Lendínez Echeverría

Departamento de Seguridad Tic

www.audea.com

Puedes seguir los comentarios de esta entrada a través de RSS 2.0 Usted puede dejar un comentario, o trackback.

Acerda de Audea

En Áudea ofrecemos a nuestros clientes, desde hace 9 años, única y exclusivamente servicios de consultoría, auditoría, formación, integración y Professional Services en el ámbito del Gobierno y la Gestión de la Seguridad de la Información y las Tecnologías. Visítanos en www.audea.com
Escribe un Comentario

3 Respuestas



Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *